Prueba: Audi S4

El teléfono sonó y mi impaciencia llegó, gracias a dios, a su fin. El Audi S4 estaba esperándome a la puerta listo para ser catado durante toda la tarde. Cogí la cámara, bajé las escaleras y acudí a tan deseado encuentro.

Para comenzar debo recurrir a aquel tópico del lobo con piel de cordero. Es muy común que se diga pero creo que el S4 es el máximo exponente de tal expresión. Claro que llama la atención, y mucho, un Audi negro, con llantas sobredimensionadas, los espejos de aluminio y cuatro salidas de escape ya nos hace intuir que algo falla en nuestra percepción. Hasta que se arranca. En cuanto el 4.2 V8 comienza a rugir, hasta el menos entendido se queda mirando y comprende que lo que hay bajo el capó del Audi negro no es algo muy común.

Cabe mencionar que la unidad probada había sido traída de Alemania, por lo que su velocidad máxima no está limitada a 250 km/h como ocurre en los modelos que se comercializan en el resto de Europa, y disponía un equipamiento de lujo (xenon, navegador, Recaro en cuero delanteros y traseros, control de cruzero,…) y cambio manual, algo que, sinceramente, se agradeció durante la prueba.

A pesar de los 344 cv declarados, el motor es tan progresivo que hasta se podría tachar de dulce a bajas vueltas. Gracias a esto se pueden conseguir unas recuperaciones, aceleraciones y velocidades brutales sin que el resto de ocupantes perciban la mínima sensación de que exprimes el motor, y no lo estás exprimiendo, porque creedme cuando os digo que si exprimes realmente este motor, los ocupantes, los viandantes y hasta los directivos de Repsol se enteran. El delicioso rugido del motor transforma así la tranquila berlina señorial en un auténtico deportivo. Salir a adelantar con un cacharro así transmite directamente la sensación de que el coche al que estás adelantando ha frenado, ni más ni menos.

A las elevadas prestaciones se suma un gran comportamiento, que permite enlazar curvas en autopista a ritmos insospechados, gracias a un elaborado bastidor y a unas firmes suspensiones, que si bien pueden ser criticadas por su sequedad y restan algo de confort a los ocupantes, dan la sensación al conductor de viajar en una auténtica lapa.

En zonas reviradas, la rapidez del cambio manual, la precisión de la dirección y la potencia de los frenos intensifican su carácter deportivo. La seguridad activa se ve incrementada con la incorporación de la tracción a las cuatro ruedas. A todo ello hay que sumar la calidad de los materiales empleados y el puesto de conducción sorprendente, en el que sobresalen los asientos firmados por Recaro, que recogen a la perfección el cuerpo de los ocupantes.

Los frenos también son específicos para esta versión tan especial. Monta frenos ventilados en las cuatro ruedas, con 345 mm de diámetro en el eje delantero y 300 mm en el trasero, con la peculiaridad de contar con un sistema de doble asistencia: frenadas suaves cuando la deceleración lo es también y frenadas contundentes cuando el mecanismo nota que la presión sobre el pedal es firme, con lo que se obtiene un resultado en apuradas de frenada impecable parando el conjunto desde 140 km/h en menos de 70 metros.

Pero el verdadero protagonista es el propulsor que monta. Se trata de un 8 cilindros en V, en ángulo de 90 grados, cinco válvulas por cilindro, bloque en aleación ligera, colocado longitudinalmente y con una cilindrada de 4.163 cm3.

Este motor, de 344 CV (me cuesta borrármelo de la cabeza), en la práctica es un prodigio de elasticidad y contundencia. No tiene la patada de un motor turbo y, aunque al principio la echas en falta, esta añoranza tan sólo dura unos segundos porque desde muy abajo del cuentarrevoluciones (1.000 rpm) y hasta las 7.000 rpm entrega un par superior a los 32 mkg, con unos picos de más de 44 mkg entre las 3.000 y las 4.000 rpm.

Además, esta mecánica viene acompañada de un sonido deportivo que hace excitante y adictivo el pisar el acelerador y que provoca que las cabezas de los peatones se vayan girando intrigados por el ronco sonido que producen los 8 pistones trabajando al unísono. Todas las sensaciones se traducen en cifras. El kilómetro desde parado lo recorre en 25,3 seg, mientras que acelera de 0 a 100 km en apenas 5,7 seg. y consigue una velocidad punta en torno a los 270km/h, cifras a tener en cuenta si consideramos  su envergadura.

Todos estos caballos están sometidos a la cada vez más presente electrónica con el fin de que no se desboquen. Así, este S4 posee un control de estabilidad que trabaja con toda precisión cuando el conductor, tanto experto como inexperto, pierde el control de la máquina. La tracción Quattro con diferencial central Torsen también está presente en este modelo de Audi, en este caso de serie, lo que provoca que, incluso con el ESP desconectado, el coche siga comportándose como la locomotora (en este caso el AVE) que va por sus raíles, no dejando lugar a ningún tipo de derrapadas ni siquiera insinuaciones, a no ser que las condiciones del firme sean extremadamente deslizantes, incluso tiende a marchar de morro. Como bien apuntaba su dueño: “es un aparato que camina y se tiene, pero no es un evo“.

Como señalamos, este S4 es un auténtico devorador de kilómetros en vías de gran capacidad, aunque hay que estar muy pendiente del depósito de combustible, pues, al mismo tiempo, es un gran devorador de gasolina. En ciclo extraurbano, sobrepasa los 10 litros a los 100 km/h, mientras que en ciudad roza los 14 litros. Sin embargo, cuando lo conducimos de forma deportiva, el gasto de combustible se multiplica. El consumo medio de la prueba superó los 20 litros, claro que tanto el dueño como un servidor teníamos esa tarde el pie un poco pesado.

Como ya comentábamos, no podemos calificar como menos de excelente el puesto de conducción de la berlina deportiva de Audi. Sin embargo, al igual que el A4, con el que comparte chasis y cotas, este S4 ofrece los centímetros justos en las plazas traseras, donde podrán viajar cómodamente dos personas, aunque tres lo harán con mayor incomodidad. El maletero está dentro de la media del segmento de las berlinas, a pesar de que pierde algo de espacio por la transmisión trasera. Con 470 litros y unas formas muy regulares es bastante aprovechable para el transporte de equipaje, aunque la modularidad no es uno de sus fuertes.

Los aspectos mejor valorados por tanto, son las prestaciones otorgadas por su enérgico motor, aí como los acabados. El precio puede ser también otra razón de compra, ya que el modelo de Audi es más económico que otras berlinas de semejante potencia y prestaciones. Entre los aspectos a mejorar cabe señalar la capacidad del depósito, algo justa, que unido a los elevados consumos nos hará visitar las estaciones de servicio con asiduidad.

 

Precio: 59.500 euros.
Motor: Ocho cilindros en V, gasolina.
Cilindrada: 4.163 cc.
Potencia. 344 cv
Cambio: Manual de seis velocidades.
Tracción: Total permanente.
Velocidad máxima: 273 km/h.
Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,7 seg.
Recuperaciones de 80 a 120 km/h en 5ª/6ª: 7/8,6 segundos.
Consumo: 14,5 l/100 km.
Emisiones CO2: 321 g/km.

En definitiva, un impresionante vehículo de la talla de un BMW M3 o de un Mercedes C 32 AMG, al que tan sólo le falta una “R” en su denominación para ser perfecto.

Gracias a Campanolo por el viaje.

Anuncios

3 comentarios to “Prueba: Audi S4”

  1. natalia Says:

    ese es como el coche de mi mejor amiga es una pasada … pero cuesta un paston!

  2. angela_turonracing Says:

    mola ese coxe pero cuesta k flipas

    bueno un besucu mu fuerte a ese piña k aunk no me conoz me encanta

    bufffff k kesu

    enga xau

    bexucos xdxdxdx

  3. lorena Says:

    En verdad lo que más me gusta del Audi S4 es su motor y diseño exclusivo, ya sabes sus llantas de 18 pulgadas son un sueño, además su alerón posterior, los faros bi-xenón, los retrovisores cromados y ni qué decir de los cuatro tubos de escape y la parrilla frontal cromada, es sencillamente woooOOOO… personalmente me parece que evoca una elegancia deportiva como ningún otro… De hecho les voy a dejar un artículo fascinante que encontré, obvio si eres amante a los motores te va a encantar http://mundolujo.portalmundos.com/audi-s4-una-gama-de-lujo/ Abrazos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: